Inspección en las plagas de ratas en Sevilla

La importancia de las inspecciones en las plagas de ratas en Sevilla

Desde nuestra experiencia con el control de plagas en Sevilla, las plagas de roedores son las que mayor número de visitas requieren una vez comenzada la intervención. Por eso hoy queremos poner el foco en la importancia de las inspecciones que se realizan al sufrir una plaga de ratas en Sevilla. 

Realizando unas tareas de inspección en interior y exterior de la zona donde tuvo lugar la infestación nos aseguraremos de que los profesionales puedan recabar mucha información y de una manera completamente efectiva. 

Que las primeras inspecciones sean fructíferas en cuanto a cantidad y calidad de información recabada, hará que posteriormente se tengan que realizar menos visitas no programada, abaratando entre otras cosas el coste total de la erradicación de la plaga. 


Puntos que conviene saber antes de hacer una inspección 

Estos son algunos de los puntos que todo profesional del control de plagas en Sevilla va a tener presente a la hora de realizar una inspección:

  • Recabar toda la información posible hablando con el cliente. Como por ejemplo averiguar desde cuándo se sospecha que está activa la plaga o si ha tenido plagas similares en el pasado. 
  • Tener acceso a todo el perímetro de la propiedad donde se está haciendo presente la plaga. No tendría sentido que sólo se pudiese acceder al 50% del terreno o las dependencias, ya que estaría dejando posibles focos sin inspeccionar. 
  • Posibles puntos calientes: Los roedores van a tener no sólo puntos de donde obtener agua y comida, fundamentales para vivir, sino también fuentes de calor, indispensables para su forma de vida. Saber de antemano de la existencia de estos puntos facilita el desarrollo de la inspección, siendo un gran punto de partida. 

¿Qué zonas se examinan específicamente ante una plaga de ratas?

Los roedores hallan y utilizan rutas concretas para desplazarse dentro y fuera de las instalaciones en las que se encuentren viviendo sin ser vistos, por eso los profesionales del control de plagas se esmeran en revisar determinadas zonas para que posteriormente los tratamientos sean más efectivos. 

Zonas de cableado eléctrico y tuberías conforman un escenario ideal para ellos, por lo que es conveniente que estas zonas estén debidamente selladas y desinfectadas. Esto incluye falsos techos o los huecos que se generan en espacios de entreplanta. 

Todas ellas zonas de difícil acceso, poca luz y, en ocasiones, escasa higiene y ventilación.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *