cucaracha gigante

Cómo eliminar las plagas de cucarachas

Las cucarachas son una de las plagas más comunes que existen en España. Existe una necesidad clara de conocer qué podemos hacer para eliminar cucarachas y saber cómo podemos actuar cuando ya tengamos una plaga en nuestro domicilio, oficina o almacén.

Previamente a centrarnos en cómo eliminar las cucarachas, cabe decir que existen varias especies de cucarachas. Las más comunes en España son la cucaracha común, la cucaracha americana y la cucaracha roja. Cada especie tiene un comportamiento y ciclos de vida diferenciados, cruciales para poder tratarlas.

¿Qué problemas generan?

Las cucarachas son insectos que se introducen por fisuras, desagües, basura o respiraderos. Están continuamente en contacto con lugares en descomposición y zonas insalubres. Es por ello por lo que son vectores de enfermedad, al entrar en contacto con una bacteria o virus lo portan y pueden transmitirlo.

Además, debido a que les encantan los entornos cerrados y calientes, tienen interés en las placas base y el hardware de cualquier electrodoméstico. Al construir sus nidos pueden generar cortocircuitos y  provocar la rotura de maquinaria y aparatos electrónicos.

Por último, no es casi necesario precisar que, en cualquier negocio, la presencia de cucarachas supone una imagen desagradable que seguramente conlleve a una pérdida de clientes y a que se genere rechazo con el local.

Todo esto nos lleva a concluir que el control de plagas es algo fundamental para evitar problemas de salud e higiene. Llevar un control de plagas correcto y exhaustivo minimiza el riesgo para la salud pública además de que permite reducir el impacto medioambiental producido por los químicos empleados en la desinsectación.

¿Cómo eliminar una plaga de cucarachas?

Toda plaga de cucarachas requiere de un proceso medido y reglado que regule la presencia de estos insectos y que nos permita controlar correctamente su población. Es por ello por lo que todo plan de actuación debe contar con tres puntos fundamentales.

1. Evaluar la situación

Previamente a actuar es necesario recabar el máximo de información posible acerca del lugar y de las plagas a controlar. Lo primero que hay que hacer es recoger información primaria acerca del establecimiento, los antecedentes del mismo y buscar factores de riesgo en el entorno.

Tras esto, deberemos realizar una inspección a fondo del lugar. En esta inspección deberemos obtener todos los datos posibles acerca de la plaga: su nivel de gravedad, las zonas de infectación, valorar el nivel de contaminación, etcétera.

Por último, con toda esta información recabada, deberemos realizar un análisis que nos permita adaptar los datos y bajar toda esta información con el fin de aclarar las acciones más oportunas a llevar a cabo.

2. Programar las acciones

En función de la evaluación que hemos hecho debemos llevar a cabo un plan de acción que indique con el mayor detalle posible la forma de proceder a la desinsectación. En este plan de acción deberán de estar detalladas todas las acciones así como el timing de las mismas, entre otras cosas.

Estas acciones no solo hacen referencia a la desinsectación en sí, sino a las acciones de prevención futuras que no permitan la reproducción de la plaga. Con este documento se busca no solo planificar una desinsectación sino evitar que se produzcan más.

3. Seguimiento

Una vez aplicadas las acciones y procesos, deberán llevarse a cabo las comprobaciones correspondientes con el fin de corregir errores a tiempo. Buscamos prolongar en el tiempo la duración del plan de actuación y así evitar la presencia de cualquier otra plaga el mayor número de tiempo posible.

Cucaracha americana

Tipos de cucarachas existentes más comunes

Las cucarachas son unos insectos de la orden Blattodea. Dentro de esta orden se esconden más de 4500 especies. Además, pese a que viven en colonias, las cucarachas son seres no sociales o presociales. Se asocian para sobrevivir pero no poseen un orden social y/o jerárquico como las hormigas o las termitas.

Aunque existe una multitud de especies de cucarachas, las que realmente afectan en cuanto a plagas son 3: La cucaracha Alemana (Blattella germanica), la cucaracha Americana (Periplaneta americana) y la cucaracha oriental (Blatta Orientalis).

La cucaracha alemana (Blattella germánica)

Destaca por su pequeño tamaño (entre 1,3 y 1,6cm), que le permite alcanzar casi cualquier lugar, y son muy habituales en las casas. Se refugia en lugares estrechos, húmedos y oscuros donde espera durante el día. Su actividad es nocturna.

En cuanto a hábitos alimenticios, tienen predilección por las féculas como el pan, las patatas, la harina… por lo que es habitual encontrárselas en los huecos o cajones de las cocinas, ya sean de restaurantes, bares o de tu propia casa.

Debido a esta predilección por las cocinas son especialmente peligrosas. Las cucarachas son un vector de enfermedad, es decir, portan toda clase de bacterias y virus en su organismo debido a que pasan la mayoría del tiempo entre basura. Si esto lo juntamos con la comida puede ser algo grave, incluso mortal.

La cucaracha Americana (Periplaneta americana)

Pese a su nombre, esta cucaracha tiene su origen en el África tropical. Tiene un color rojizo y puede llegar a los 4cm de tamaño. Las hembras, además, son mayores que los machos. Aunque poseen alas, sus vuelos se limitan a un par de metros.

Como toda cucaracha, tienen predilección por los lugares húmedos y cálidos. Se alimentan de desechos, cadáveres y restos de comida por lo que suelen estár en grietas, sótanos, alcantarillados. También, suelen esconderse en los baños de las casas y oficinas o en naves industriales.

Debido a su hábitat y alimentación son portadoras de gran cantidad de enfermedades, microorganismos y parásitos que necesariamente deben de ser controlados. Es por ello por lo que su control y eliminación es vital para la salud pública.

La cucaracha oriental (Blatta Orientalis)

También llamada cucaracha negra o común, es la cucaracha nativa de Europa. Alcanza un tamaño de 2,5cm y tiene un color que va desde el marrón oscuro al negro. Poseen unas alas atrofiadas que no sirven para el vuelo. Además, las hembras también son más grandes que los machos.

Como todas las cucarachas, habitan lugares húmedos y cálidos (entre 20º y 29º). Se alimentan de materia en descomposición y desechos. Esta especie destaca por la rapidez de reproducción de las hembras, lo que hace muy difícil su eliminación y vital llevar un control preventivo que evite las plagas.

cucaracha americana

Actúa con rapidez en plagas de cucarachas

Quedan pocas semanas para la llegada de la primavera, y con ella llegarán también temperaturas más agradables que propiciarán la aparición de bichos e insectos por las calles, como la cucaracha americana. Este tipo de cucaracha, también conocida como roja, es la más común en este tipo de las plagas. Leer más